Tres errores de los ingenieros con su dinero

Tres errores de los ingenieros con su dinero






Si eres ingeniero y quieres tener mucha libertad financiera:
Estos son los tres errores más comunes que los ingenieros cometen con su dinero y les impiden alcanzar la libertad financiera.
Aprende a tomar el control de tus finanzas y empieza el camino hacia la libertad financiera.
Tres errores típicos de los ingenieros con su dinero
Este es Juan.
Juan es ingeniero, tiene 45 años, y trabaja para una gran empresa que le paga un buen sueldo.
Pero Juan no está contento. De hecho, está bastante agobiado.
El motivo es que siempre llega a fin de mes apurado con el dinero. No consigue ahorrar, a pesar de tener un buen trabajo.
Y lo peor de todo, tiene muy poca libertad financiera. Si hoy dejara su empleo, no aguantaría ni dos meses con su nivel de gasto actual.

Como tiene un colchón financiero minúsculo, Juan se siente estresado en su vida. Hace unos meses, un grupo americano compró su empresa, y Juan está que no pega ojo. ¿Qué pasa si le echan?

Juan se pregunta: ¿cómo es posible que después de tanto estudiar y dejarme la piel en el trabajo, esté en esta situación?
El problema de Juan es que ha cometido los 3 errores típicos de un ingeniero con su dinero, ¿quieres conocerlos?
Error 1: La trampa del gasto creciente.
Cuando Juan acabó la carrera, se abría un brillante futuro ante él. ¡Tanto hacer integrales tripes y tanta termodinámica por fin iba a dar su fruto!
Muy pronto, empezó a trabajar haciendo prácticas en Técnicas Reñidas. El día que recibió su primer sueldo, estaba muy orgulloso.
Con él, se compró un buen traje, invitó a una ronda a sus amigos, le hizo un regalo a su novia…

Su sueldo era escaso, así que apenas ahorraba nada, pero no le importó: seguro que en un par de años ganaría más dinero y ya podría ahorrar.

Dos años después le hicieron fijo en Técnicas Reñidas, y su sueldo aumentó.
Pero también aumentaron sus gastos. Se fue de casa de sus padres, se compró una moto, su vestuario mejoró. ..
Tampoco entonces consiguió ahorrar, pero siguió sin darle demasiada importancia: Estaba seguro que en 5 años lograría un ascenso y empezaría a ahorrar.
Y 5 años después volvió a pasar lo mismo. Su sueldo aumentó, pero sus gastos también. Llegaron los niños, los pañales, la guardería. Juan empezó a preocuparse.
Sin que se diera cuenta, había caído en la trampa del gasto creciente.
Como Juan, la mayoría de los ingenieros van acomodando sus gastos a los salarios que reciben.

Ganan bastante dinero al mes, pero sus gastos son enormes: ropa, casa, vacaciones, el cole de los niños. Cuanto más dinero reciben, más gastan.

Por eso, a pesar de ganar un buen salario, no ahorran suficiente.
El segundo error típico es el endeudamiento.
Hace 10 años, Juan recibió un nuevo ascenso y decidió que ya era hora de comprarse una casa. Para ello, aceptó la hipoteca que el banco le ofrecía.
Luego se compró el coche de sus sueños financiado en cómodos plazos.
Y más tarde vino el televisor smart de 86 pulgadas por sólo 12 euros al mes
Desde entonces, esos pagos se acumulan cada mes y se acaban convirtiendo en una enorme deuda, que le quita buena parte de su sueldo a Juan y le impide ahorrar.
Además Juan sabe que si él o su mujer perdiesen su trabajo, tendrían un gran problema para pagar la hipoteca y el resto de créditos. Así que últimamente no duerme muy bien.
Por eso, a Juan, hace 5 años, sólo se le ocurrió una alternativa para que su dinero creciera: invertir.
Y cayó en el tercer error típico: Invertir sin un buen asesoramiento
Juan nunca había invertido antes. A él se le da bien realizar cálculos, organizar equipos, preparar presupuestos, no hacer crecer su dinero. Así que consultó con el director de su sucursal bancaria.
El director de su sucursal bancaria le colocó el producto de inversión de campaña en ese mes.

¡Y menudo desastre! Casi lo pierde todo.

Juan salió tan quemado de la experiencia que puso su dinero en un depósito.

El problema de los depósitos es que dan tan poca rentabilidad que para ganar un poco de dinero tiene que pasar muuuucho tiempo.
Pero que muuuuucho tiempo.
Con lo que Juan ha ganado desde que hizo su depósito, calcula que logrará su libertad financiera… cuando sus biznietos estén estudiando las ecuaciones de Maxwell.
Y así le va a Juan , con 45 años, un buen trabajo, un buen sueldo y ninguna libertad financiera.
Pero a Juan se le acaba de ocurrir una forma de que su banco le ayude a ganar dinero y es… ejem… ¿estás seguro, Juan?

Fuente / Source



Ganatelavida.com – Aprende a ganar dinero en internet con casi cualquier cosa y con la facilidad de aprenderlo todo viendolo en un video !! 🙂

Tres errores de los ingenieros con su dinero

Publicado en Videos y etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .